El posicionamiento de marca es uno de los grandes retos de todas las empresas. Saber cuál es la mejor forma para que los consumidores se sientan identificados con una marca en concreto es el dolor de cabeza de la mayoría de los publicistas. Veamos cuáles son los secretos del branding de las empresas con más éxito.

Lo que atrae al consumidor

En cuestión de branding, hay una serie de técnicas que parecen infalibles si se saben usar de forma correcta. Los gerentes de marca han comprobado que todo lo que tenga que ver con el amor, las relaciones, el significado existencial, la conexión emocional y las identidades culturales son mensajes que hacen que los consumidores desarrollen un estrecho vínculo con las marcas.

Las sensaciones, sentimientos y respuestas de comportamiento provocadas por el diseño, identidad, el empaque, las comunicaciones y el ambiente de la marca juegan un papel en la satisfacción del consumidor y pueden llevar a relaciones de lealtad de largo plazo.

Una vez que este “Brand Love” ha sido establecido, el consumidor está inclinado a hablar de la marca con amigos y familiares, y desarrollar resistencia ante información negativa de la marca.

El apego emocional a la marca

Conseguir que tus clientes desarrollen un compromiso emocional con la marca, es prácticamente lograr el éxito en una campaña de marketing. Convertir una marca en un Love Brand requiere de un proceso comunicativo con los consumidores constante y, a veces, hasta individualizado.

Cuanto mejor se conozcan los gustos y las necesidades del nicho de mercado al que vamos a dirigirnos, mejor será descubrir el lado emocional que necesita ser cubierto. Enamorar al consumidor implica generar en él entusiasmo y afición por una cosa relacionada directamente por el producto y/o servicio.

Cómo enamorar al cliente

El branding es como una relación de pareja o un matrimonio. Esto significa que es importante cuidar y mimar a los clientes al máximo. No basta con demostrar nuestro “interés” en un momento determinado. Es un trabajo que se debe cumplir día a día. Si un consumidor se enamora de la marca será su mejor abanderado. Pero si, por el contrario, un cliente se siente traicionado puede ser su peor campaña de publicidad. Concluyendo, para enamorar al cliente es necesario lo que se conoce como marketing de continuidad.

Otro punto importante para el Love Brand es no olvidar el componente local de las campañas de publicidad. Usar las herramientas de marketing para captar la atención de los consumidores más cercanos es fundamental para poder crear un alto nivel de confianza.

Qué es una Love Brand

Las empresas de éxito o Love Brands son aquellas que han conseguido atrapar al cliente, bien por su imagen, por lo que hacen por ellos, por el beneficio que aportan (consciente o insconsciente), por cómo les hacen sentir, etc. Y no sólo las consumimos, sino que damos un paso más allá y nos hacemos embajadores de la marca voluntarios y por convicción.

No es de extrañar que este tipo de empresas guarden bien su pócima para el éxito ya que un consumidor enamorado es un cliente absolutamente fiel.