¿Cuántos SMS recibes al día? Muy pocos ¿verdad? Y sin embargo ¿cuántos emails, mensajes de WhatsApp o notificaciones de Facebook inundan tu teléfono a diario? Los antiguos mensajes de texto han pasado a un segundo plano en los últimos años y precisamente eso los convierte en herramientas muy eficaces para el marketing. Recibir un SMS ha adquirido un carácter de urgente que lo hace destacar sobre el resto.

Para exprimir al máximo esa segunda juventud de los SMS necesitamos seguir unos cuanto consejos para que nuestro potencial cliente reciba con agrado nuestro mensaje, para que sea efectivo (incite a ser leído) y, lo que es más importante, para que podamos medir los resultados de nuestras campañas.

 

Utilizar una plataforma de SMS Marketing

Los primero será utilizar una herramienta para lanzar campañas de sms marketing que nos facilite cada uno de los pilares básicos de una acción de este tipo.

Gestionar los contactos

Uno de los requisitos es que podamos importar nuestros contactos cómodamente y realizar un seguimiento tanto de los envíos como de las interacciones que se produzcan con ese cliente.

Interfaz sencilla

Enviar un SMS debería ser tan sencillo como seleccionar los contactos, redactar el mensaje y programar su envío.

Mensajes personalizables

Buscando la cercanía con el cliente, podríamos necesitar personalizaciones: redactar nuestros mensajes con variables dentro de ellos que se rellenen conforme a la información facilitada para cada contacto. Por ejemplo, nombre propio, ciudad de residencia,…

Estadísticas e informes

Una de las grandes ventajas que ofrece el marketing online frente al tradicional es la posibilidad de medir los resultados casi en tiempo real. La herramienta que utilicemos debe recopilar y mostrar datos relacionados con el rendimiento de la campaña: fecha y hora de envío, fecha y hora de apertura, si se ha hecho clic en el enlace,… Lo que no se puede medir no se puede mejorar.

Optimizar los mensajes

Como en cualquier otra acción de marketing, el contenido de nuestro mensaje influirá positiva o negativamente en la reacción del cliente. Por eso tenemos que prestar atención a determinados factores que pueden inclinar la balanza de uno u otro lado. Repasemos algunas estrategias de SMS marketing.

Redacción del mensaje

El mensaje debe estar redactado en un lenguaje claro y directo. Como disponemos de pocos caracteres, debemos ir al grano y utilizar palabras clave que llamen la atención del lector. Podemos ayudarnos de estudios de keywords al más puro estilo SEO para conocer los términos que el usuario espera encontrar en un SMS.

Incluir un link

Si queremos que el usuario interactúe es imprescindible incluir un enlace. Utilizaremos un acortador de enlaces para ahorrar espacio.

Estudia la frencuencia y hora de envío

Las tasas de apertura y de interacción pueden variar en gran medida dependiendo de la hora y el día en la que se envía o del tiempo que pasa entre dos envíos consecutivos. Debemos analizar los datos recogidos en pasadas campañas para optimizar los parámetros de frecuencia y hora de envío. Como dijimos en el punto anterior, utilizar una herramienta que nos ayude con la tarea de análisis es, por lo tanto, primordial.

 

Resumen

Está claro que los SMS se han posicionado como un “nuevo” canal de marketing efectivo pero teniendo en cuenta que no todo vale si queremos obtener buenos resultados. Quizás la mejor opción sería hacer pruebas con nuestras propias campañas y juzgar por nosotros mismos.